Según David T. Kearns, ex Director General de Xerox Corporation, empresa pionera en el desarrollo de prácticas de benchmarking, “el benchmarking es un proceso continuo de medición de productos, servicios y prácticas contra los competidores más duros o aquellas empresas reconocidas como líderes de la industria.»

Mientras Robert C. Camp lo definió como la búsqueda de mejores prácticas de la industria que conducen a un rendimiento superior; para Michael J. Spendolini es un “proceso sistemático y continuo para evaluar los productos, servicios y procesos de trabajo de las organizaciones que son reconocidos como representantes de las mejores prácticas”. Para muchos otros, es simplemente “aprender de los demás para mejorar.”

En función de estas y otras definiciones podemos decir que el benchmarking turístico, no es otra cosa que analizar (sistemáticamente) los productos y servicios de nuestra empresa y de otras “referentes” (competidoras o no) con el objetivo de conocer las “mejores prácticas” que nos ayudarán a enriquecer nuestra oferta y competir en mejores condiciones.

Por último y respondiendo a la pregunta: ¿por dónde comenzar un trabajo de benchmarking turístico?, sugiero que sea por la lectura de un pequeño libro, El Príncipe, de Nicolás Maquiavelo; tan defendido como denigrado; para algunos contiene un poder maligno, mientras que para otros, está muy lejos de tenerlo. Muchos lo ven como un manual para ejercer el poder; para mí, un gran ejemplo de «benchmarking».

Al inicio del libro, Nicolás Maquiavelo se dirige a Lorenzo II de Médici diciendo lo siguiente: “Queriendo presentar yo mismo a Vuestra Magnificencia alguna ofrenda que pudiera probarle todo mi rendimiento para con ella, no he hallado, entre las cosas que poseo, ninguna que me sea más querida, y de que haga yo más caso, que mi conocimiento de la conducta de los mayores estadistas que han existido. No he podido adquirir este conocimiento más que con una dilatada experiencia de las horrendas vicisitudes políticas de nuestra edad, y por medio de una continuada lectura de las antiguas historias. Después de haber examinado por mucho tiempo las acciones de aquellos hombres, y meditándolas con la más seria atención, he encerrado el resultado de esta penosa y profunda tarea en un reducido volumen; y el cual remito a Vuestra Magnificencia.”

Baje el libro desde aquí

Arq. Álvaro Bertoni Sanguinetti


  • Por mayor información o servicios de consultoría, por favor, contáctenos a través de nuestro e-mail: bertoni@consultoresenturismo.com o el siguiente Linkedin 150
Benchmarking turístico: ¿por dónde comenzar?