Atardecer

Quien venden turismo (un producto, un servicio o un destino), muchas veces vende un “intangible” que será consumido en otro lugar y en otro tiempo; y que, por esa razón, precisa de un proceso de comunicación capaz de entusiasmar, de transmitir confianza y de conectar a las personas con las futuras (posibles) vivencias.

Proceso que requiere de capacidad para escuchar y una buena habilidad para expresarse a través de la palabra y de la imagen; recursos que pueden ser inagotables para un buen vendedor.

Los expertos en ventas saben que una buena manera de “conectar” la oferta con las necesidades y expectativas de las personas requiere de un relato eficiente, de un buen contador de historias; capacidad que no se hereda, sino que se logra con práctica, práctica y más práctica.

A continuación les presento algunas de las mejores recomendaciones que ya pude leer sobre este tema.

  • Sea auténtico;
  • Estudie y prepárese;
  • Desarrolle una historia relevante;
  • Escuche atentamente;
  • Utilize un vocabulario adecuado a cada cliente;
  • Sea claro con lo que se quiere comunicar;
  • Cuide de la gramática y la dicción;
  • Entusiásmese, emocione e imponga intensidad y ritmo al relato;

Si bien estos requisitos son importantes, no son suficientes; también cuide de la actitud y de los gestos, ya que éstos también comunican e influyen en el desarrollo de una conversación o en el éxito de una presentación.

Libros que recomendamos

Autor: Leoclides Marcon Falar em publico


Autor: José Ricardo Noronha  Vendas


  • Por información, proyectos y servicios de consultoría, complete el siguiente formulario. Entraremos en contacto con usted a la brevedad posible. [contact-form-7 404 "No encontrado"]
Ventas en Turismo: el poder del relato